España y su modelo de negocio

3
dic '12

Un país con futuro respecto de otro que no lo tiene, se diferencia entre otras, que el primero tiene un buen modelo de negocio y el segundo una hoja de cálculo. Nada mas lejos de mi intención que postularme a estas alturas de mi vida en analista político. Únicamente pretendo compartir mi reflexión y trasladarla en una próxima entrega al mundo de la empresa.

Alemania y Francia muy especialmente tienen sus respectivos buenos modelos de negocio. Entre otras, porque cuentan con un sector industrial importantísimo además de invertir en el desarrollo de otros a futuro y sobre todo porque saben educar a las nuevas generaciones con modelos educativos que para nosotros quisiéramos. ¡Echadle un ojo al sistema francés!. Igualito que el nuestro. En fin.

Un país con futuro respecto de otro que no lo tiene, se diferencia entre otras, que el primero tiene un buen modelo de negocio y el segundo una hoja de cálculo. Nada mas lejos de mi intención que postularme a estas alturas de mi vida en analista político. Únicamente pretendo compartir mi reflexión y trasladarla en una próxima entrega al mundo de la empresa.

Alemania y Francia muy especialmente tienen sus respectivos buenos modelos de negocio. Entre otras, porque cuentan con un sector industrial importantísimo además de invertir en el desarrollo de otros a futuro y sobre todo porque saben educar a las nuevas generaciones con modelos educativos que para nosotros quisiéramos. ¡Echadle un ojo al sistema francés!. Igualito que el nuestro. En fin.

Si nos preguntamos por el nuestro, la respuesta no es otra que, brilla por su ausencia o mejor dicho, no brilla. De usar siempre el mismo y haberle cambiado solo la fecha, se nos ha desgastado. ¡Llevamos toda la vida con el mismo!. Yo creo que todavía lo llevamos por aquel rudimentario modelo de asiento contable denominado Decalco.

Nuestro país vive gracias a la madre naturaleza. Tenemos sol y por tanto turismo y tenemos agricultura, muy especialmente viñedo y olivo. Y a propósito del viñedo y el olivo; ¡hay que ver lo bien que lo hemos venido haciendo a lo largo de nuestra historia!. El vino vaya, tiene pase y en según que zonas, pero lo del aceite es como para hacérnoslo ver.

A estas alturas, nosotros seguimos con el modelo de siempre. Eso sí, hemos incorporado la hoja de cálculo que desde su advenimiento, primero Lotus y luego Excel junto con Power Point, nos facilitó mucho la vida y algunas cosas mas.

El gobierno no tiene mas preocupación que cumplir con el objetivo de déficit. En mi humilde opinión, para ello lo único que necesita es una hoja de cálculo y construir la cuenta de resultados de abajo hacia arriba. Si además a la hoja le acompañan un archivo con una presentación en Power Point con los comentarios y explicaciones, ya si que lo bordan una vez lo presenten en el parlamento europeo, que por aquello de las comparaciones, viene a ser el equivalente al consejo de administración de una empresa. ¡Y es que ya se sabe que el papel lo aguanta todo!. Pero no nos engañemos, la hoja Excel y el Power Point lo puede llegar a hacer un becario aventajado. Luego, cuatro ajustes y alguna corrección en los comentarios y el jefe lo defiende sin problemas. Otra cosa será que le crean, claro.

Bueno pues con todo y con eso llegan los políticos y te dicen que vamos a crecer, que a partir del 2014 la tendencia cambiará e iniciaremos el camino de la recuperación a través del consumo interno y de las exportaciones. Una vez mas y sin rubor alguno se despachan con este tipo de declaraciones gratuitas y sin fundamento.

Por lo que al consumo interno se refiere, y como todos sabemos, en este país no cambiará la tendencia mientras no se reduzca la cifra de parados y mientras no se invierta en el desarrollo de nuevos sectores para poder crear empleo. La agricultura y el resto de los sectores con los que contamos actualmente, no serán capaces de generar empleo y el poco que generen será de mileuristas. Aunque algo es algo. Bueno pues los políticos seguirán erre que erre negando una vez mas la mayor y nosotros tragando.

Pero como digo al inicio no quiero entrar en política. Lo que pretendo es establecer un paralelismo entre lo que nos ocurre como país y lo que les ocurre a muchas empresas. La empresa que lo tiene claro y cuenta con el adecuado modelo de negocio, manteniéndolo contra viento y marea es muy probable que le esté yendo y le vaya mejor que a la que no lo tiene.

En breve abordaré el modelo de negocio en el ámbito de la empresa. Esta, no deja de ser una especie de introducción para entrar en materia. Pero sobre todo, no olvidéis que una cosa es predicar y otra, dar trigo.

Hasta pronto.

  • Spain

Deja tu comentario

Comentarios