¿Por qué?

  • Porque detraer recursos de otros proyectos ya en marcha para iniciar otro, pone en riesgo a ambos.
  • Porque en ocasiones un nuevo proyecto gestionado desde la propia organización, provoca una perdida de foco en el negocio base.
  • Porque en las organizaciones lo que más atrae es la novedad, lo ultimo en llegar. En los departamentos de ventas es donde más se pone de manifiesto.
  • Porque no es lo mismo presentar un proyecto a un equipo, que mostrar unos buenos resultados después de un periodo de prueba.
  • Porque sirve de revulsivo para el equipo comercial propio.
  • Porque en caso de que los resultados no sean los previstos, el equipo comercial no se ve desmotivado.
  • Porque se hace aconsejable que lo pruebe otro primero.
  • Porque no todo tiene que ser fijo y no siempre lo propio es lo mejor.
  • Porque si además puedes llevarlo a cabo a través de profesionales de experiencia contrastada, mucho mejor.